NewsletterSector

“No siempre se cuenta con un gran presupuesto para encarar la dirección de Arte”, señaló Christian Harika

La calidad visual de los proyectos cinematográficos se mide a partir del trabajo que en su impronta brinda el Director de Arte, quien es la referencia directa del lineamiento estético visual, una tarea que suele tener sus matices cuando se trata de una producción de bajo presupuesto. Es un área troncal a la hora de definir un producto audiovisual y por eso, es justamente una inquietud latente para cada realizador, guionista y productor que encara algún tipo de proyecto de rodaje en la provincia.

Quien se desempeña en esta tarea es Christian Harika, integrante de la Cooperativa de Trabajo de Comunicación Productora de la Tierra, que hasta el 30 de agosto estuvo trabajando en el rodaje del largometraje “El ciego”, de Martín Desalvo. Durante las jornadas en Puerto Esperanza, Harika explicó que desarrolló una asistencia técnica de arte, debido al tiempo disponible y presupuesto. “Fuimos armándolo día a día con todo el equipo. Mejoramos los lugares que teníamos dispuestos y ese fue el trabajo”, sostuvo.

Asimismo, respecto al trabajo de arte, Harika afirmó que “nos gustó mucho como quedó frente a cámara. Eso nos sorprendió a todos, no esperábamos que quedara tan lindo, y la verdad que quedó re bien. Vi un par de imágenes, la DF (Carla) Lucarella y me decía que estaba muy contenta, al igual que el director, quien también se mostró satisfecho con el trabajo que hicimos”, expresó.

Harika con el equipo del largometraje “Selva”.

Cabe remarcar que vive hace diez años en la provincia y se reconoce como “casi misionero” debido a que tiene a su madre nacida en la tierra colorada y a su padre en el Paraguay. También participó en la Dirección de Arte de la película “Selva”, de Iñaki Echeberría, que está próxima a estrenarse. “Esa fue una experiencia también intensa, donde hubo un poco más de diseño de Arte, estaba todo controlado”, recalcó

El cine es jugar en conjunto

Harika habló sobre su rol técnico y la vinculación con otras áreas, “todas son importantes para mi trabajo, hasta el sonido. Los objetos que yo puedo llegar a crear, o las situaciones que podemos llegar a crear generan ruido, y ese ruido tiene que estar coordinado con el área de Sonido sí o sí. También trabajo con Vestuario, Dirección, Producción, todas. En cine no hay manera de desconectar las áreas, sería alocado hacer eso porque no estarías haciendo una película, estarías haciendo vos un trabajo y los otros, otro. Si no estás conectado es imposible”, sentenció.

Por otro lado, compartió su opinión respecto a la industria audiovisual en Misiones en los últimos años y señaló que “somos un polo importante en el país ahora, creo que sí. Sobre todo acá en el Norte, que es donde yo trabajo. Es increíble la suerte que tenemos acá, en mi caso no me muevo de mi casa y las películas vienen acá, es fantástico. Hay gente que se tiene que ir a Buenos Aires a trabajar, a otras provincias u otros países y nosotros acá en el norte estamos con diferentes proyectos, en Puerto Esperanza, Libertad y Wanda”, resaltó.

Finalmente, Harika reflexionó sobre su oficio y dijo que lo que más pasión le genera en el ámbito en el que se desempeña es “aprender y entender cosas nuevas”. En tal sentido contó que “soy bastante ermitaño, y cuando salgo a rodar me encuentro con el mundo de la conexión con la gente. Por suerte la mayoría de mis experiencias siempre fueron buenas, pocas fueron desagradables de gente horrible. Pero siempre esto de poder conectar, entender, jugar en conjunto. Porque eso es el cine: jugar en conjunto. Es un acto cooperativo el cine, sí o sí, y eso es lo que más me gusta”.

Mostrar Más

Noticias Relacionadas

Back to top button
Close