Actualidad del sectorNewsletter

Cetrero Nocturno: Una visión distorsionada de un cuento de Sebastián Borkoski

Continúa avanzando el proyecto cortometraje de animación “Cetrero Nocturno”, basado en un cuento homónimo de Sebastián Borkoski que cuenta con la dirección de Elián Guerín y dirección de arte de Maco Pacheco. Es una animación con base en 2D a partir de la enigmática historia de la urraca que socorre a su amigo humano con problemas económicos, que es uno de los textos del libro Cetrero Nocturno, de 2012, que contiene además otros nueve relatos.

“Cuando leímos el cuento decidimos hacer esta adaptación y a partir de ahí escribimos un pequeño guion que lo mandamos al Fondo Nacional de las Artes (FNA) donde ganamos una beca. Una vez que tuvimos el storyboard, lo presentamos al INCAA (Instituto Nacional de Cinematografía y Artes Audiovisuales) y ganamos el premio para Producción de Cortometraje Regional de Animación, lo que nos permitió estar produciéndolo”, contó Guerín, director del proyecto.

“Es la historia de Marconi y Omar, la primera es una urraca y el segundo es un sereno, y son cómplices de robos de joyas. Soy el director y productor, con Maco fuimos armando el guion que yo escribí, pero su dibujo fue complementando todo, así que considero que estamos escribiéndolo juntos. La dirección es bastante parecida a lo que es dirigir real action, solo que son procesos diferentes y con artistas que tienen diferentes capacidades”, destacó el director de la serie web “Urú y otros relatos de la tierra roja” y del documental “El sonido de Los Núñez”, entre otras producciones.

En Cetrero Nocturno hay actuación a través del animador, se trabaja con el estilo y la creatividad de cada uno. “En real action tenés el guion literario y hacés un guion técnico para ir a filmar al set; en animación contás con el guion y armás un storyboard más una animática donde vas planteando lo técnico. En vez de ir a grabar, los animadores van desarrollando la escena”, precisó Guerín. A su vez contó que en el marco de este proyecto están generando un estudio de animación que se llama Estudio 25 / 27. “Estamos proyectando producir animación con Burbuja Abián y conectando con gente de afuera, que se va enganchando con nuestros proyectos. Tenemos otro presentado al Fondo Nacional de las Artes, que se llama ‘Pájaros en la Cabeza’, que ganó también y apuntamos a generar un polo de animación e industria en la provincia”, adelantó.

Un aprendizaje constante

Por su parte, el dibujante Maco Pacheco contó un poco sobre la cocina del proyecto. “A partir de tomar el cuento planteamos la misma situación y los personajes, pero lo fuimos transformando, generando algo a partir de eso. Fue un proceso de mutación, que ya cuando arrancó el proceso fuerte de pre-producción, fue tomando más distancia. Puntualmente para este caso, partimos del texto de Sebastián (Borkoski), pero cuando me junto con Elián, empiezo a ver su trabajo, y lo primero que me llama la atención es el ‘Urú y otros relatos’ la actuación de Omar Holz. Charlamos con él, le dije que me encantaba ese personaje y que tenía que ser el protagonista. A Elián le encantó la idea porque ya había trabajado con Holz. Entonces comienzo el proceso de la búsqueda física del personaje, de Omar, que así lo bautizamos nosotros, porque en el cuento ni nombre tiene. Incluso el mismo Holz será quien hará la voz”, detalló.

En cuanto al otro personaje, reveló que se basaron en la urraca común misionera. “En principio por fotos y luego hicimos un viaje a Iguazú. Estuvimos un día entero estudiando las urracas, haciendo registro fotográfico y fílmico y yo bocetando para ponerle después gestos humanos también. Si bien cuento con la experiencia previa en Cara Sucia, es la primera vez que hago un corto animado y en este rol de director de Arte”, subrayó Pacheco.

En este marco se mostró expectante ante el avance del proyecto. “E un aprendizaje constante, Elián es el que me dirige, ya que a este nivel de producción aún me pierdo porque nunca había trabajado con un guion cinematográfico. Con Burbuja Abián trabajé más en la producción, el poder dejar en claro lo que necesitan los animadores y montajistas para poder producir. Ella y Carlos Escudero, nos marcaron el horizonte, este trabajo se puede hacer de muchas maneras, pero ellos nos enseñaron cómo hay que hacerlo de manera ordenada”, explicó el reconocido dibujante e ilustrador.

“Armar un corto como este requiere un trabajo permanente, de jornadas que empiezan a las 7 de la mañana y terminan a las 11 de la noche, trabajo con el que venimos ya hace un año cuando generamos una primera animática, que fue la que presentamos al Fondo Nacional de las Artes”, valoró.

Etiquetas
Mostrar Más

Noticias Relacionadas

Back to top button
Close