NewsletterSector

Ana Zanotti y la consolidación de la producción del audiovisual con perspectiva antropológica

El Laboratorio de Creación Audiovisual con Perspectiva Antropológica, coordinada por la reconocida documentalista y antropóloga Ana Zanotti, que tuvo dos ediciones en el seno de la carrera de Licenciatura en Antropología Social de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), pasará a formar parte desde el ciclo lectivo 2020 del nuevo programa de la mencionada carrera.

“Será una materia de duración anual y no cuatrimestral, como estuvo organizado hasta ahora en las dos ediciones que se dieron”, indicó Zanotti y dijo que “un año se necesita como mínimo para poder cerrar una experiencia de estas características, se llevará adelante con una periodicidad bienal probablemente y seguirá con el perfil colaborativo con otras carreras, pero ya no solamente con Comunicación Social sino también con otras de la Facultad como Historia, Turismo, Trabajo Social, e incluso se analiza que sea entre tres carreras”, adelantó.

Uno de los argumentos que se esgrimió para la continuidad del Laboratorio, que apunta a darle la importancia que debería tener el lenguaje audiovisual en el marco de la investigación social, es que “se trata de un espacio de aprendizaje muy diferente y que va a servir para las investigaciones de los futuros antropólogos”.

La primera experiencia

Fue en 2008 que se realizó el Congreso Argentino de Antropología Social que tuvo sede en Posadas y estuvo organizado por la carrera de Licenciatura en Antropología Social, “entonces hubo un fondo que quedó disponible y se pudo destinar a otros proyectos. Fue así que pude tener vía libre para el desarrollo de la primera edición del Laboratorio de Creación Audiovisual con Perspectiva Antropológica dentro de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales. A partir de que la Facultad siempre me reconoció como una egresada y como una de las iniciadoras en esta zona del país de lo que es la Antropología Audiovisual, eso me facilitó poder desarrollar este proyecto”, valoró Zanotti.

Teniendo en cuenta que no contaban con muchas herramientas audiovisuales, desde un primer momento decidieron poner un cupo de participantes, “en primera instancia me pareció interesante no cerrarnos en una sola carrera y mi propuesta fue trabajar colaborativamente, entonces en esa primera experiencia encaramos con 10 alumnos de la Licenciatura de Antropología Social y 10 de Licenciatura en Comunicación Social, con reconocimiento académico de las dos carreras”, precisó.

“La intención fue ver cómo desde los perfiles disciplinarios se colaboran, cómo se tiene una mirada sobre un mismo fenómeno, hecho, objeto, situación o experiencia, entonces se las analiza y se las ve desde las herramientas que se van aprendiendo en cada una de las carreras. Se trata de algo bueno porque es un ejercicio también de compartir el poder y así se produce”, explicó. De este modo, en el Laboratorio se conformaron cuatro equipos de trabajo a los cuales, Ana Zanotti, desde su rol de facilitadora, pudo acompañar de cerca y coordinarlos. Por entonces fueron parte del equipo, como adscriptas, Lara Swieters y Violeta Vidal, actriz y antropóloga posadeña que falleció recientemente en un hecho que se investiga.

En cuanto a los resultados, la coordinadora del Laboratorio consideró que “los 20 estudiantes realizaron una producción muy interesante de cuatro ensayos realmente óptimos, quizá no si lo miramos desde la característica de lo técnico, pero sí desde lo creativo y del significado. Fue un gran esfuerzo contarlo con esas herramientas con que se encontraron por primera vez”, valoró. Lamentablemente, luego de esa primera experiencia, el proyecto no pudo quedar instalado de manera sistemática en el seno de la Facultad ni de la carrera de Antropología Social.

El poder de la imagen y el sonido

Como referencia inspiradora para la creación del Laboratorio fue el proyecto llevado adelante por UNICEF denominado “Un minuto por mis derechos” donde Zanotti se desempeñó en el equipo conformado en Misiones, post crisis nacional de 2001. “Se trabajó en enseñar a un equipo de 50 adolescentes a hacer cine comunitario, que creo fue de las primeras públicas en la provincia. No fue solo hacer documentales sobre las comunidades como hacía el Sistema Provincial de Teleducación y Desarrollo (SIPTED), sino desde las comunidades. Entonces ya la productora La Rastrojera venía trabajando con lo comunitario de manera totalmente independiente”, recordó.

Otro factor que tuvo su aporte en la creación del Laboratorio fue que la antropóloga y documentalista entonces realizó una maestría a distancia en “Comunicación, Interculturalidad y Desarrollo” en una universidad de Suecia y su tesis fue mirar su propia práctica dentro del proyecto de UNICEF. “En esa primera experiencia que trabajamos en equipo a mí me sirvió mucho para entender y reflexionar sobre la cuestión del poder de la imagen y el sonido, sobre cómo se puede trabajar desde arriba hacia abajo o a la inversa, como también encontrar formas híbridas, que de alguna manera apliqué eso en el Laboratorio”, contó.

Una segunda edición

En 2017 se realizó la Reunión de Antropología del Mercosur (RAM) y Ana Zanotti participó organizando una Muestra de Cine Etnográfico, tal como lo había hecho en 2008 en el Congreso Argentino. Fue entonces que volvió a surgir el interés de recuperar casi diez años después el Laboratorio de Creación Audiovisual con Perspectiva Antropológica, a partir de la aparición de un recurso económico disponible. Esto se pudo concretar desde 2018 y se extendió hasta este año.

En esta ocasión se concretaron seis ensayos a partir de que fueron 24 estudiantes que ingresaron. “Considero que fue superador con respecto del primero porque se apuntaron a cuestiones más formadoras e inspiradoras que pude aprender de la primera experiencia. Asimismo, convoqué para que se sumen a cinco alumnos de aquel primer Laboratorio, por lo que conformamos un equipo de adscriptos con Alexis Rasftópolo, Dara Sotelo de Comunicación Social y Ana Hassel, Darío Garcete y Lucas Michavila de Antropología Social, ya todos graduados y algunos hasta con doctorado”.

“Me parece hermosísimo empezar a pensar sobre cómo lo audiovisual se reúne con el conocimiento, es la encrucijada de la ciencia y la creación. Se permite pensar en conjunto entre todo el grupo que participa en el Laboratorio, sobre cuáles podrían ser ideas interesantes que convocarían como posibles equipos de trabajo para encarar temáticas relacionadas a la realidad desde un discurso audiovisual creativo y riguroso desde las herramientas que en cada una delas carreras aprendieron a usar”, observó la realizadora.

Para ser parte del Laboratorio se puso como condición que los estudiantes tuvieran aprobadas las materias metodológicas de las dos carreras, porque “la idea no es enseñarles a investigar sino partir desde las herramientas que ya tenían incorporadas previamente y adaptarlas creativamente”, añadió.

El fútbol, el cuerpo y la naturaleza

Como resultado del Laboratorio, este año se produjeron seis ensayos audiovisuales. Estos son: “Chaipé: el camino a la Liga”, elaborado por el equipo de realizadores conformado por Camila Bonetti, Lucía Brajkovic, Francisco González, Tatiana Messina y Diego Samaniego. “A pocos metros del barrio de Chaipé en Encarnación, Paraguay, se alza la gran construcción de una Liga de fútbol Encarnacena. La llegada de esta obra trajo consigo mucha esperanza de mejora y de trabajo en los vecinos de dicho barrio. El estadio se construyó pero las promesas se rompieron. Lejos de bajar los brazos, la comunidad del barrio toma al fútbol como símbolo de pertenencia y de identidad. La esperanza de una mejora en la vida cotidiana hace que los habitantes de Chaipé utilicen esta práctica como actividad recaudadora de fondos y así poder realizar por cuenta propia las mejoras necesarias para una vida mejor”, reza su argumento.

“Chaipé: el camino a la Liga”

Otra de las producciones es “Metáforas del cuerpo” que bajo la realización de Lorena Dino, Verónica Golart y Francisco Maraude reflexiona sobre la frase “Hay más sabiduría en tu cuerpo, que en tu filosofía más profunda”, de Friedrich Nietzsche. “A lo largo de la historia, cada sociedad construye un ideal de cuerpo que reúne las cualidades que lo harían socialmente aceptable. En la ciudad de Posadas entre los años 2018 y 2019 tratamos de poner en tensión estas metáforas, consultando a aquellas personas que consideran al cuerpo como una forma de vida y de expresión”, destacan.

“Metáforas del cuerpo”

En tanto, los estudiantes Ailin Álvarez, Luciana Ayala y Damián Fernández encararon “Resistencia Natural Urbana”, un cortometraje que intenta dar a conocer a la reserva natural urbana arroyo Itá de Posadas como producto de un complejo entramado de procesos y transformaciones urbanas que se dieron a partir de la construcción de la represa hidroeléctrica Yacyretá, proyecto que causo grandes cambios en el territorio de la ciudad de posadas. “Este proyecto audiovisual aborda el paso del tiempo y la transformación del territorio no solo como un cambio físico en el entorno natural y paisajístico, sino también como un cambio en las relaciones sociales entre personas, y entre estas y un espacio ‘natural’ en disputa. Para lograrlo de la mejor maneja recurrimos al testimonio de actores sociales que han vivido y atravesado todo el proceso de transformación; y a profesionales que pueden explicar este fenómeno desde una perspectiva científica-antropológica”, indican.

“Resistencia Natural Urbana”

El feminismo, la memoria y la música

Las experiencias de feminismos en Posadas son el eje temático de “De brujxs, locxs y aborterxs”, que desarrollaron Sandra Avalos, Daniela Rivero Taddeo, Romina Oettinger y Vanesa Suiresz, movilizadas ante casos de violencia extrema en la provincia. “El cuerpo de Rosa Yamila prendido fuego en una comisaría nos encontró en las calles reclamando y visibilizando la violencia estatal. En 2011 llegó la primera Marcha de las Putas y comenzamos a tejer este camino de lucha. Diverses feminismos, diverses caminos y procesos de construcción política, se encuentran, desencuentran, y se cruzan. Juntes, separades, articulando redes y creando espacios colectivos, movilizades por el dolor y por el amor”, expresan las realizadoras.

“De brujxs, locxs y aborterxs”

Por su parte, Nicolás Ballete, Josefina Ferreyra, Nicolás Franco Quiroga y Estefanis González encararon la temática “Paralelismos-Memorias sobre un hermano” donde las memorias individuales se entrelazan con la colectiva, y muchas veces trazan paralelismos sobre lo que recordamos. El documental propone una conversación sobre la figura pública del héroe de Malvinas, Teniente Roberto Estévez, a través de los recuerdos de sus hermanas Pepa y Julia. “¿Cómo es la identidad e historia de un sujeto que se recuerda de manera casi hegemónica con una única interpretación?”, se preguntan.

Asimismo, la música se hizo presente entre los ensayos desarrollados de la mano de “El sueño del pibe”, del equipo de realización a cargo de Tamara Batista, Erik Petterson, Gerónimo Bariffo, Alejandro Wall y Maximiliano Hamm. “La música y la ciudad de Posadas, dos conocidos que luchan por llevarse bien. El sueño de las bandas Data Vibez y Mister Moon dependen de ello. Hacer lo que les sale del pecho, la pasión y el trabajo van de la mano”, remarcan.

“El sueño del pibe”

Las mencionadas producciones audiovisuales fueron estrenadas en el marco del “Espacio de proyección y debate sobre narrativas audiovisuales”, que tuvo lugar el 10 de octubre en la Biblioteca Popular Posadas, durante las XXIII Jornadas de la Red Nacional de Investigadoras e Investigadores en Comunicación, titulada “La comunicación y su potencial para la transformación de realidades hostiles. El desafío de pensar el campo de acción en contextos de políticas neoliberales”.

Mostrar Más

Noticias Relacionadas

Back to top button
Close