EN PRE-PRODUCCIÓN: NUEVA FICCIÓN MISIONERA EN FORMATO DE SERIE WEB

“La Encrucijada es un bar donde la vida de desconocidos llega, sin que ellos lo sepan, a un punto de inflexión en una misma noche. Historias de amor, venganza y odio se entrecruzan. Ninguna de estas diez personas serán las mismas después de dejar el bar La Encrucijada”.

Así presentan su proyecto, Victoria González, Nahuel Coutinho y Arón Lértora, ganadores en 2017 del Concurso Federal de Series de Ficción Web del INCAA – Primera Edición.

Los jóvenes, egresados de la Tecnicatura Superior en Comunicación Multimedial del Institutito Antonio Ruiz de Montoya, se encuentran hoy ante su primer gran desafío profesional: producir una serie web de 10 capítulos, de entre 8 y 10 minutos de duración cada uno.

Desde la gestación de la idea hasta este momento, el equipo fue dando pasos importantes. Tal es así que durante el año 2017 participaron de la Incubadora de Proyectos Audiovisuales que ofrece la Gerencia de Fomento del Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones (IAAviM), con el objetivo de apuntalar todos aquellos aspectos técnicos del proyecto para estar en condiciones de presentarse a convocatorias nacionales y regionales. Con el premio del INCAA y el apoyo financiero del IAAviM, y de productoras misioneras como S.A. Cine, La otra escuela y Detrás del Sol Producciones, se multiplicaron las posibilidades para dar vida a “La Encrucijada”.

Al crecimiento del equipo durante el proceso de desarrollo, se agrega la experiencia en mercados audiovisuales. Con la mirada puesta en alcanzar acuerdos de distribución, comercialización, exhibición y/o pantallas asociadas, Victoria viajó junto a una delegación de productores y directores misioneros -con el apoyo del IAAviM- para participar del “Encuentro de Coproducción del Mercosur”, en el marco del 22º Festival Florianópolis Audiovisual Mercolsul (FAM), en junio de este año.

Hoy, al equipo inicial integrado por los directores Coutinho y Létora y Victoria en la producción, se sumaron ocho profesionales más para llevar adelante el ambicioso proyecto misionero.

Con la intención de compartir las novedades sobre los proyectos de nuestros realizadores, conversamos con Victoria González (22 años) acerca de esta experiencia que están desarrollando.

 

Son un equipo de jóvenes realizadores, ¿La Encrucijada es su primer trabajo profesional?

– Para la mayoría del equipo se trata del primer trabajo profesional, grande. Si bien habíamos hecho cosas, yo por ejemplo participé de los demos finales de la Incubadora de Programas de Tv para la Infancia y Adolescencia, y los chicos han hecho videos clips y producciones más pequeñas; esta es la primera vez que vamos a hacer una producción de este tamaño, una serie de ficción de diez capítulos.

 

– ¿Cómo se concibió el proyecto? ¿A qué público está dirigido?

– La Encrucijada surgió como una idea de Arón Lértora, el guionista. En principio iba a ser un corto y después se fueron desarrollando los demás capítulos. El año pasado, presentamos la idea a la Incubadora de Proyectos Audiovisuales del área de Fomento del IAAviM, y ahí fue tomando forma como proyecto a través de capacitaciones, talleres y tutorías que recibimos hasta quedar listo para ser presentado al INCAA.

En cuanto al público que está dirigido, es un público más bien joven. Lo potencial de “La Encrucijada” es que toca temas universales que puede ser visto, si se quiere, en cualquier parte del mundo.

 

Desde la presentación en la convocatoria del INCAA hasta hoy, ¿el proyecto se modificó?

– La verdad que no se modificó mucho desde la convocatoria del INCAA. Hablando creativamente se mantiene el origen de la historia y tratamos de conservar los aspectos significativos. Si bien hubo ajustes por cuestiones presupuestarias, siempre tratamos de mantener lo que nos planteamos al inicio y así también mantener la esencia del proyecto.

 

– Para llevar adelante el proyecto, ¿contaron con la ayuda de otros realizadores con más experiencia?

– Si, sin duda contamos con la ayuda de otros profesionales con experiencia. Antes de presentarlo al INCAA, en el proceso de guion y después cuando teníamos que pasar todos los procesos de producción para ser presentado como proyecto. Ahora también estamos muy contenido y tuvimos siempre buena respuesta de la gente del sector.

 

– La serie reúne varias historias, ¿todas serán interpretadas por actores misioneros? ¿Consideran importante convocar actores de la provincia para la identidad de la serie?

– La mayoría de los actores serán misioneros. Estamos muy contentos por la calidad y variedad de actores que hemos visto. Eso ayuda muchísimo a potenciar la industria audiovisual en la provincia.

 

– Del equipo inicial, ¿Cómo está conformado hoy el equipo técnico?

– El equipo técnico, también en su mayoría son misioneros. Lo que se buscó es un poco combinar gente experimentada con los que recién iniciamos, así también vamos aprendiendo de sus experiencias. La Dirección estará a cargo de Arón Lértora y Nahuel Coutinho, la Producción General de Victoria González y la Producción Ejecutiva, la realizará Yamila Barnasthpol. Como Jefa de Producción estará Analía Vargas, en la Dirección de Fotografía, Mariano Maximovicz, en Dirección de Actores, Carolina Gularte, la Dirección de Arte quedará en manos de Leticia Álvarez, de Paraguay. En la Dirección de Sonido, Fernando Wheden y en la Asistencia de Dirección estarán Leandro Ríos y Gabriela Houchuk.

 

– ¿En qué estado se encuentra hoy el proyecto?

– Estamos cerrando el casting y la selección de actores. Fue un trabajo bastante arduo la búsqueda de los actores y seleccionar gente, ya que cada capítulo tiene un protagonista. Ahora estamos haciendo todo lo relacionado a scouting y búsqueda de locaciones. Ya tenemos la locación principal que es el bar y restan definir los demás lugares donde transcurren las historias. Así que estamos en pre-producción; queremos tener todo bastante ajustado para que cuando el INCAA libere las cuotas, tengamos asegurado esas partes.

 

Si miras hacia atrás, ¿qué aspectos valoras más de este proceso de producción?

– La verdad es que cada día se aprende un poco más, y como te decía es también escuchar a los que tienen más experiencia. Esto se aprende haciendo, no hay otra, no hay muchos secretos, sino que uno va a prendiendo, y va creciendo en cuanto desarrolla su práctica también. Entonces es eso, aprender cada día un poco más y de los más experimentados también ver el proceso, cómo va avanzando, y de eso se aprende mucho.

 

A %d blogueros les gusta esto: